O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 17 de enero de 2010

Celos

Cual Abebe Bikila, todos los domingos a las doce menos diez, corría calle Real abajo para ver su andar cimbreante cuando se dirigía a misa dejando perfume de violetas a su paso. Hubíera querido ser el único, pero la pandilla al completo siempre acudía tras de mí y en formación, atentos en sus puestos, esperando, con la vista fija en la esquina de plaza para contemplar el milagro.
Y a mi me comían los celos. Celos de que su caminar no fuese solo para mi.


El viaje de Lea
Radio Tarifa




Y sentía rabia, rabia de tener 14 años y ella 22.