O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 13 de junio de 2010

Señor, señor...



Crux Fidelis
(Canto Gregoriano)











Crux fidelis inter omnes arbor una nobilis:

nulla silva talem profert fronde, flore, germine.

Dulce lignum, dulces clavos, dulce pondus sustinet.

Pange lingua gloriosi lauream certaminis, et super vía trophaeo dic triunfum nobilem: qualiter Redemptor orbis immolatus vicerit.





Leo la noticia de que esta crucifixión "ha creado una gran polémica en la Iglesia de San Carlos Borromeo de Warr Acres, Ohio (EEUU). Los feligreses de esta parroquia, establecida en 1954, están conmocionados por el nuevo crucifijo con un Cristo que, según algunos, muestra su órgano masculino descubierto de manera escandalosa.

La indignación de los críticos ha sido levantada por el nuevo crucifijo sobre el altar mayor que parece mostrar a Jesús con su pene al aire libre. Sin embargo, los líderes de la parroquia insisten en que no se trata del órgano masculino del Cristo, sino de sus abdominales en estado de "distensión" (sic)".


Giunta Pisano - Crucifijo en la Basílica de Santo Domingo, Bolonia



No es de extrañar que los menos escandalizados sean el reverendo de la iglesia y el arzobispo de Oklahoma, o sea los de dentro, ya que ellos si están acostumbrados a contemplar estos crucifijos del Duecento, (el mayor representante de este periodo es Giunta Pisano) muy influidos por el estilo bizantino, originarios de Pisa que después se extendieron por toda la Toscana.

No me causa sorpresa que los feligreses estén horrorizados y algunos, al ver estas imágenes en el Altar Mayor, hasta abandonen el seno de la Iglesia Católica (si visitasen la Toscana, ¿pensarían que ha sido invadida por una ola de pornografía?) pero, que se escandalicen los críticos y entendidos de arte, pues que quieres que te diga...



Giovanni Cenni di Pepo, más conocido como Cimabue - Crucifixion (Santa Croce, Florencia)



El abandono en las escuelas del estudio de las humanidades en aras de la especialización y la consideración de inútil todo lo que no es productivo -niño, no estudies Lenguas (menos sin son clásicas), ni Literatura, tampoco Historia y si es del Arte ¡Vaya tontería! son materias inútiles que no tienen lugar en el mundo adulto si quieres ser un "profesional" y tener futuro- son los polvos que nos traen estos lodos: Robots eficientes y productivos. La cultura es cosa ricos excéntricos y desoficiados.

"Buscad la belleza, que es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo"

Así terminaba Ramón Trecet su programa en Radio 3.

La Belleza ha perdido significado en la sociedad que nos rodea.

Nos asfixian con imágenes bellas, proporcionadas, equilibradas, supuestamente ideales que terminan convirtiendo en referentes para la gente de hoy. Nos piden que seamos eternamente jóvenes y consiguen que nuestro espíritu envejezca frustrado. Nos hacen comprar envoltorios lustrosos pero huecos. Nos venden "glamour", nos invitan a ser "fashion". Nos piden que llenemos nuestros vacíos con su "belleza" para, como dice el personaje que tan magistralmente interpreta en American Beauty Annette Bening (Carolyn), "proyectar hacia los demás una imagen de éxito". Un jardín con Rosas Rojas y un Salón Vació.
Esa es la mentira que nos venden.

No busquen su "belleza". Sean críticos. Buscad La Belleza.



Oh cruz fiel, el más noble entre todos los árboles!

Ningún bosque produjo otro igual: Ni en hoja, ni en flor ni en fruto.

Oh dulce leño, dulces clavos que sostuvieron tan dulce peso.

Canta, la victoria que se ha dado en el combate más glorioso, y celebra el noble triunfo de la cruz, y cómo el Redentor del mundo venció, inmolado en ella.



Amen