O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

martes, 25 de enero de 2011

De chicas con mirada perdida





"Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía"

Fragmento de Besos
Gabriela Mistral




Tiziano - Magdalena




Maria Magdalena
Estrellita Castro




Tiziano - Magdalena penitente



Jerónimo Jacinto Espinosa- María Magdalena

El Greco - María Magadalena

Una canción para la Magdalena
Joaquín Sabina



Alexander Seliverstov - Maria Magdalena



Far away eyes
Rolling Stones




Iba por Bakersfield camino de casa un domingo temprano por la mañana
escuchando música Gospel en la emisora de color de la radio
cuando el predicador dijo 
"sabes que el Señor siempre está contigo"

Me sentí tan contento de recibir tal noticia
que me salté veinte semáforos en rojo en su honor 
Gracias Jesús, gracias Señor

Tenía una cita con una chica
pero iba un poco tarde
y pensé que cuando llegara la chica ya se habría ido
se habría ido con el primer camionero que encontrara
Con gran sorpresa vi a la chica sentada allí en la curva
Una pequeña de ojos legañosos, bastante castigados
Era la chica de ojos lejanos

Así pues si estás de mala suerte
y no puedes armonizar
Encuentra una chica de ojos lejanos
Y si estás francamente asqueado
Y la vida no te importa un carajo
Encuentra una chica de ojos lejanos

Bueno, el predicador siguió diciendo
que lo único que tenía que hacer era enviar diez dólares
a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús
establecida en algún lugar de Los Angeles, California
y a la semana siguiente darían mi ruego por radio
y todos mis sueños se harían realidad
Así lo hice y a la semana siguiente dieron mi ruego por la chica
Bueno, ya sabes qué clase de ojos tiene

Así pues si estás de mala suerte
Sé que todos os condoléis
Encuentra una chica de ojos lejanos
Y si estás francamente asqueado
Y la vida no te importa un carajo
Encuentra una chica de ojos lejanos
Así pues si estás de mala suerte.
Sé que todos os condoléis
Encuentra una chica de ojos lejanos.


Donatello - Maria Magdalena