O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 15 de enero de 2011

Niebla



La niebla envuelve desde hace días la ciudad que luce mortecina y húmeda. Durante mis paseos -matutinos cuando "a priessa cantan los gallos e quieren quebrar albores" o al anochecer cuando "se pueblan de tinieblas los espacios" que dicen los poetas- las personas y las cosas surgen desdibujadas, tal que siluetas, de la nada y como por las artes mágicas de algún burlón prestidigitador se plantan ante ti, no sin antes sugerirte con sus contornos difuminados seres, entes o presencias, que en esto la imaginación de cada cual es dueña y señora. Lo que yo hago es fiarme de mi perro, que es tremendamente practico y cual si fuese un Santo Tomás canino solo se fía de lo que... bueno, de lo que huele y si no ladra, es benigno o inocuo.



Amarcord
Federico Fellini (1973)



En la niebla
Herman Hesse

¡Qué extraño es vagar en la niebla!
En soledad piedras y sotos.
No ve el árbol los otros árboles.
Cada uno está solo.

Lleno estaba el mundo de amigos
cuando aún mi cielo era hermoso.
Al caer ahora la niebla
los ha borrado a todos.

¡Qué extraño es vagar en la niebla!
Ningún hombre conoce al otro.
Vida y soledad se confunden.
Cada uno está solo.

The Mist Soundtrack
The Host of Seraphim (Dead Can Dance)
Mark Isham