O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 23 de julio de 2009

Caresse sur l'Ocean


Ayer, al despedir a mi hija en el aeropuerto de Madrid arrastrando una enorme maleta y ella oculta bajo una mochila más grande que su diminuto cuerpo, mientras nos dirigíamos hacia el mostrador de facturación, me dijo: Vale papá, mejor te marchas. Te quedan 300 kmts. hasta casa. Te llamo cuando llegue a París. La di un abrazo y dos besos y me despedí con un Au revoir!

Al salir del aparcamiento, vi como un avión levantaba el vuelo y, ahora si, comprendí que mi golondrina ya volaba sola.







Caricia sobre el oceano

Caricia sobre el oceano,
lleva a un pájaro tan ligero
que vuelve de tierras nevadas.
Aire efímero de invierno,
a lo lejos tu eco se aleja,
castillos en España.

Vira al viento, gira, despliega tus alas
en el alba gris de oriente.
Encuentra un camino en el arcoiris,
llegará la primavera.

Una caricia sobre el océano
deja a un pájaro tan ligero
sobre le piedra de una isla sumergida.
Aire efímero de invierno,
al final tu aliento se aleja,
lejos, en las montañas.

Vira al viento, gira, despliega tus alas
en el alba gris de oriente.
Encuentra un camino en el arcoiris,
llegará la primavera.

Calma sobre el océano...