O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 26 de julio de 2009

Escupiré sobre vuestra tumba

Cuarenta grados a la sombra, en la calle solo los "intrepidos" turistas son tan imprudentes como para atreverse a salir aun a riesgo de fundirse como mantequilla. Es domingo, las tiendas cerradas y se han agotado las cervezas del frigorífico. Me encomendaría a Dios si fuera creyente, pero solo creo en Boris Vian.


Así que si no tenéis nada que leer y la crisis no os permite ir a la playa os recomiendo leáis esto:

-Salva un árbol, lee digital-, o si os gusta más el método tradicional, podéis imprimirlo -el bueno de Boris ya no necesita la pasta de derechos de autor- (Pinchad en More y después en Print), :



Y para quien la languidez y el sopor de la canícula le impida cualquier trabajo o movimiento, la adaptación radiofónica de uno de sus cuentos, uno de los mejores que he leído nunca:
El Amor es Ciego
(Boris Vian)