O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Quand je marche


Es gratificante comprobar que no soy el único.





Cuando camino

Una vez abierta la puerta,
Una vez cubiertas mis orejas
por el ruido de las canciones,
me aventuro hacia fuera,
ni siquiera pienso en mis muertos,
sonrío, parezco idiota.

El viento de París me acaricia,
estoy vivo, soy feliz,
¿acaso porque estoy enamorado?
Olvido el mundo y de su miseria
la enfermedad que ruge, las guerras...
De repente, me siento mejor.

Cuando camino por mis calles
Cuando camino, no camino más
que al paso de mis canciones.

La gente me toma por loco
me mira cantar solo pero me da lo mismo.
Por un instante amo a esa gente,
incluso tengo ganas de hacer el amor
a todas las chicas que corren.
Amor mío, ¿tengo un problema?

Cuando camino por mis calles
Cuando camino, no camino más
que al paso de mis canciones.

Cuando camino por mis calles
Cuando camino, no camino más
que al paso...

Cuando camino por mis calles
Cuando camino, no camino más
que al paso de mis canciones.