O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Hartura

Anoche. Hartos del aluvión de malas noticias. De políticos y economistas. Vigilantes de hábitos y moral. Apagamos la televisión, nos metimos en la cocina y al ritmo de músicas añejas y decadentes pecamos de Gula y Lujuria.

Como decía Don Fernando Fernán Gómez:
¡A la mierda!

Y, añado, para mi gentil doctora y sus "amables" consejos sobre el colesterol:
¡Que te jodan!


John Singer Sargent - Retrato de Millicent, duquesa de Sutherland


"Algún día, cuando esté abajo,
cuando el mundo sea frío,
sentiré un resplandor sólo pensando en ti
y la forma en que luces esta noche".


The Way You Look Tonight
Rod Stewart



-2 cucharadas de aceite
-Chuletas de ternera
-4 cucharadas de nata líquida
-4 cucharadas de queso de cabrales
-1 pizca de sal

En una sartén al fuego (sin aceite) deshacer el queso, añadir la nata líquida y la pimienta removiendo hasta ligar la salsa.

Se fríen las chuletas vuelta y vuelta sobre la plancha con un poquito de aceite.

Salar a gusto.

Se coloca las chuletas en un plato caliente y se sirven con la salsa por encima.