O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 7 de febrero de 2010

Corazón Nuevo
Federico García Lorca

Mi corazón, como una sierpe,
se ha desprendido de su piel,
y aquí la miro entre mis dedos
llena de heridas y de miel.

Los pensamiento que anidaron
en tus arrugas, ¿dónde están?
¿Dónde las rosas que aromaron
a Jesucristo y a Satán?

¡Pobre envoltura que ha oprimido
a mi fantástico lucero!
Gris pergamino dolorido
de lo que quise y ya no quiero.

Yo veo en ti fetos de ciencias,
momias de versos y esqueletos
de mis antiguas inocencias
y mis románticos secretos.

¿Te colgaré sobre los muros
de mi museo sentimental,
junto a los gélidos y oscuros
lirios durmientes de mi mal?

¿O te pondré sobre los pinos,
-libro doliente de mi amor-
para que sepas de los trinos
que da a la aurora el ruiseñor?




En todo momento la calle
A Tout Moment La Rue
Eiffel


En cada uno de nuestros alientos,
en el menor susurro
de los bajos fondos,
flota en el aire la certeza
- como un canto que se ahoga -
que, con un adoquín de fortuna,
contra el pandemónium del dinero
en todo momento la calle
también puede decir no...
en todo momento la calle
también puede decir no...

Los labios apretados
y el miedo que gotea de una frente,
la fauna y la flora
nerviosas y en harapos
y el estallido
de nuestros corazones palpitantes
en la sombra de un martillo pilón
En todo momento la calle
también puede decir no.
En todo momento la calle
también puede decir no

No como un sí
a los árboles de larga cabellera
a todo lo que nos une
cuando la noche se mueve
a los astros y a las diosas
que pueblan nuestros sueños
y cuando el pueblo desfallece...
En todo momento la calle
También puede decir...

Y si algunos puntos negros
trajeados sazonan nuestro cielo
de ondas ocultas
en tubos largos y huecos,
si contamos bien a la gente,
es X veces más numerosa
que esas 300 familias
que son solventes
En todo momento
también puede decir no...

Como un sí
a los árboles de larga cabellera
a todo lo que nos une
cuando la noche se mueve
a los astros y a las diosas
que pueblan nuestros sueños
y cuando el pueblo sueña, le gusta
disponer de sí mismo (x2).

No como un sí
a los árboles de larga cabellera
a todas esas noches que nos unen
e incluso si han bebido demasiado
a los astros y a las diosas
que pueblan nuestros sueños
y cuando el pueblo desfallece...
en todo momento la calle
también puede decir...

En cada uno de nuestros alientos,
en el menor susurro
de los bajos fondos,
flota en el aire la certeza
- como un canto que se ahoga -
que con un adoquín de fortuna
contra el guirigay del dinero
en todo momento la calle
también puede decir no. (x 10)