O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

martes, 27 de abril de 2010

Y tú te miraste en él



Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.
Luces de Bohemia
Valle-Inclán


Y tú te miraste
y pensaste que era real
y corriste tras ello
y como humo se escapó
y te quedó un pañuelo al cuello
y una fotografía velada
y un taje de raso
y un collar falso
y una sonrisa falsa
y un beso falso
y una rosa de tela
y un paseo en el mercedes plateado
y una lágrima de ¿verdad?
y una verdad en los ojos
y una mentira en los labios
y una suplica
y dos labios húmedos provocando
y tres comencemos de nuevo
y sabor a sal en mi mejilla
....
y la felicidad, diez minutos después,
entrando por mi puerta.



Πανσέλινος
(
Luna llena)
Χάρις Αλεξίου
(Haris Alexiou)

En medio de una pequeña casa que tengo alquilada
la risa de un niño de pecho me ha abrazado.
He pedido todo de mi vida, mi alma lo ha pagado,
ojalá tenga un lugar el corazón antes de envejecer...

Esta noche hay luna llena y es bonita,
es diferente el silencio sin compañía.
No siento tristeza, pero tengo añoranza
de aquella niña que quisiste por casualidad.
No siento tristeza, pero tengo añoranza
de tu lascivo engaño, que todo lo hacía bonito.

Es duro para una mujer estar sola,
te lo digo ahora que la verdad no enoja.
Sea cuanta sea mi fuerza, quiero a alguien junto a mí.
La soledad tiende trampas y hiere...

Pero esta noche hay luna llena y es bonita,
mi casa está desierta pero nos hacemos compañía.
No siento tristeza, pero tengo añoranza
de aquella niña que quisiste por casualidad.
No siento tristeza, pero tengo añoranza
de tu lascivo engaño, que todo lo hacía bonito.



El Farolero y su novia
Rafael Alberti

Bien puedes amarme aquí,
que la luna yo encendí,
tú, por ti, sí, tú, por ti.
—Sí, por mí.
—Bien puedes besarme aquí,
faro, farol farolera,
la más álgida que vi.
—Bueno, sí.
—Bien puedes matarme aquí,
gélida novia lunera
del faro farolerí.
—Ten. ¿Te di?


-----
---
-

¡Ojalá esté equivocado!