O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 14 de agosto de 2010

Invitación

Horas mortas, noite escura
Uma guitarra a trinar
Uma mulher a cantar
O seu fado de amargura.




Me voy. Si alguien quiere encontrarme que busque un hombre taciturno sentado al lado de una mujer bella que mira todo como si fuera la primera vez y sonríe como una madonna del quattrocento en cualquiera de las tascas que a medianoche dejan escapar por sus ventanas las notas tristes de un fado para que ruede calle abajo enredándose en las faldas de las muchachas que pasean por las callejuelas de Alfama.

La primera copa corre de mi cuenta.



Vielas de Alfama
Mariza