O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 7 de agosto de 2010

Siesta

"Mas el alma,
de palabras vacante y este cuerpo aturdido,
sucumben a la fiera calma del mediodía;
sin más, fuerza es dormir en el blasfemo olvido,
en la sedienta arena yaciendo, ¡pues me place
abrir la boca al astro eficaz de los vinos!

Adiós, oh par; veré la sombra en que os volvéis."

La siesta de un fauno
(Égloga)
Fragmento
Stéphan Mallarmé


Barberini - Fauno dormido


En el sopor azul e hirviente de la siesta...
Juan Ramón Jiménez

En el sopor azul e hirviente de la siesta,
el jardín arde al sol. Huele a rosas quemadas.
La mar mece, entre inmóviles guirnaldas de floresta,
una diamantería de olas soleadas.

Cúpulas amarillas encienden a lo lejos,
en la ciudad atlántica, veladas fantasías;
saltan, ríen, titilan momentáneos reflejos
de azulejos, de bronces y de cristalerías.

El agua abre sus frescos abanicos de plata,
hasta el reposo verde de las calladas hojas,
y en el silencio solitario una fragata,
blanca y henchida, surje, entre las rocas rojas...




Stranded
Van Morrison


Varado

Estoy varado al filo del mundo
Es un mundo que apenas conozco
No tengo a donde ir
Me siento como si estuviera varado.

Y estoy varado entre ese viejo demonio
y el profundo mar azul
Y nadie me va a decir,
me va a decir que hora es.

Todos los dias, todos,
son un ajetreo
Cada día y cada momento,
es una montaña más que escalar.

Me está dejando varado
En mi pequeña isla
Con mis ojos abiertos de par en par
Pero me siento como si estuviera varado.

Todos los dias, todos,
son un ajetreo
Todos los caminos,
son una montaña más que escalar.

Y estoy varado entre ese viejo demonio
y el profundo mar azul
No hay ningún otro lugar al que ir,
excepto aquí, y estoy varado.