O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Apoyadas en el quicio...

Andrea Palma como Rosario en La mujer del puerto (1934)

Amor en venta, joven y apetitoso.
Amor en venta, amor fresco.
Y todavía sin estropear. 
Amor en venta, sólo ligeramente mancillado.
Amor en venta.
¿Quién quiere comprar?
¿Quién desea catar mi oferta? 
¿Quién está dispuesto a pagar el precio de un viaje al paraíso? 
Amor en venta. 
Que los poetas canten al amor, a su infantil manera. 
Yo conozco todos los amores que hay, mucho mejor que ellos. 
Si queréis conocer la emoción del amor,
yo he pasado por el molino del amor. 
Del amor viejo, del amor nuevo. 
De todos los tipos del amor, menos del verdadero. 
Amor en venta. 
Si quieres comprar mi mercancía, 
sígueme por las escaleras. 
Amor en venta.

Cole Porter

Love For Sale
(Cole Porter)
k.d. lang





Apoyada en una esquina de Montmartre, cantando esa vieja "chanson" de la Piaf que cuenta la historia, triste y desgarrada, de una niña prostituida por un padre alcohólico y desalmado que vive a costa de la madre y que una noche fria y lluviosa tiritando de frío en la esquina de su calle ruega a Dios baje para calentarla entre sus brazos y haga terminar de una vez la pesadilla.

Dans ma rue
ZAZ







"Apoyá" en el quicio de la mancebía..., Buika vuelve a cantar el espejismo de unos ojos verdes que pidieron fuego y de la lumi que los incendió con la llama de sus labios y... no cobró.


Ojos verdes
Concha Buika





Canciones de "putas tristes", de amores mercenarios, de perros apaleados pidiendo unas gotas de Amor que se cantan en cualquier idioma en cualquier esquina de cualquier ciudad cualquiera sea su nombre y para las que cualquier parecido con "Pretty Woman" y un "happy ending" hollywoodiense es tan improbable como ser la "cenicienta" protagonista de la perdida de un zapatito de cristal y que un príncipe azul busque incansable a la dueña a lo largo y ancho del reino. Su final suele ser algo menos prosaico.


Santiago Rusiñol - La Morfina

Extensión y fama del oficio de puta
Tomás de Iriarte

No te quejes, ¡oh, Nise!, de tu estado
aunque te llamen puta a boca llena,
que puta ha sido mucha gente buena
y millones de putas han reinado.

Dido fue puta de un audaz soldado
y Cleopatra a ser puta se condena
y el nombre de Lucrecia, que resuena,
no es tan honesto como se ha pensado;

esa de Rusia emperatriz famosa
que fue de los virotes centinela,
entre más de dos mil murió orgullosa;

y, pues todas lo dan tan sin cautela,
haz tú lo mismo, Nise vergonzosa;
que aquesto de honra y virgo es bagatela.





Lamento de Dido
When I am laid in earth
(Cuando yazca bajo la tierra)
Dido and Aeneas
(Dido y Eneas)
Henry Purcell 


Dame tu mano, Belinda,
la oscuridad me envuelve.
Déjame descansar en tu pecho
cuánto más quisiera,
pero la muerte me invade;
La muerte es ahora una visita bien recibida.
Cuando yazca bajo tierra,
mis equivocaciones no
deberán crearle problemas a tu pecho.
Recuérdame, pero olvida mi destino.