O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

martes, 2 de noviembre de 2010

Dignidad

"¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo".
Gabriel Celaya





Los franceses. De nuevo los franceses. Siempre los franceses. Otra vez, al sentir la bota de los mercachifles en el cuello, alzan la testuz en lugar de postrase y desmostando no ser "un pueblo de bueyes".
Dos días perdidos de visitas pero ganados en lección de dignidad. ¡Salud!


A galopar
(Galope - Rafael Alberti)
Paco Ibañez









2 comentarios:

almalaire dijo...

Dónde estabas Max Lucero?
Se te extraña, o como dicen por aquí, se te echa a deber ;)

Max Lucero dijo...

Pues en Lyon (Francia) y desde allí me he movido (menos de lo que pensaba a causa de las huelgas) por en la tierra del Beaujolais ¡Ah el vino!, en Annecy y Ginebra (Suiza) o sea por los Alpes y ya de vuelta hemos atravesado Francia por el Macizo Central hasta Burdeaux (donde he aprovechado para recargar, aún más, mi bodega) y de vuelta España parando en San Sebastián.

En conclusión, docenas de botellas de vino, pates y fromages. Dos kilos de más y una faringitis abrasándome la garganta.

Eres muy amable, gracias.

Max.


.