O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 15 de febrero de 2009

In the Court of the Crimson King



Pero si un álbum merece estar en la B.S.O. de mi vida durante los primeros años 70 fue este.
La casa sin habitar de Chano, llena de electrodomésticos de los 60, la enorme biblioteca de su padre, el tocadiscos monoaural tan grande como un armario, cientos de disco de todos los clásicos, la colección de cactus de su hermano -el botánico- en el patio...
Y este vinilo, girando y girando.