O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

viernes, 20 de febrero de 2009

Verdugos

Dos miradas de una España que fue.
Dos alegatos contra la pena de muerte y el poder.

EL VERDUGO


Director: Luis G. Berlanga. Intérpretes: José Isbert, Nino Manfredi, Emma Penella, José Luis López Vázquez. José Luis Rodríguez (Nino Manfredi) es un empleado de Pompas Fúnebres que desea casarse con Carmen (Emma Penella), la hija del verdugo Amadeo (José Isbert). Cuando éste alcance el período de jubilación, José Luis no tendrá otro remedio que suceder a su suegro en sus tareas, hecho que no termina de contentarle del todo. Junto a "Plácido" y "Tamaño natural", la mejor película de Luis G. Berlanga y una de los títulos esenciales de la cinematografía española. El támden Azcona-Berlanga carga con su tono acerbo y esperpéntico contra la realidad social y política de su contexto, desarrollando una mordaz comedia coral, utilizada como alegato en contra de la pena de muerte. A base de planos secuencia, Berlanga pone en juego por medio de un espléndido guión y unos brillantes diálogos, con irrupciones continuas de personajes que le ayudan a configurar un divertido muestrario sociocultural de la época, una diatriba, junto al tema principal del film, de los problemas más usuales de la España de su tiempo, como la carencia de vivienda, la excesiva burocratización, la diferencia de clases, la emigración y el turismo emergente en la década de los sesenta. Excepcional duelo interpretativo de Pepe Isbert y Nino Manfredi, acompañados por una pléyade de soberbios actores y actrices, como Emma Penella, José Luis López Vázquez, Maria Luisa Ponte, Alfredo Landa o Chus Lampreave. "El verdugo" es una obra maestra del humor negro que expone la iniquidad de la pena capital desde una gradación cáustica, en un escenario final rebosante de música, luz y vida, contrapunto a la cetrina profesión que da título al film.
--------------------------
Isbert ejecuta y se jubila para delirio del espectador, mientras la flaqueza de las piernas de su yerno se convierte en uno de los mejores alegatos contra la pena de muerte jamás vistos en una pantalla de cine. Cruelmente divertida, paradigma del humor negro español, "El verdugo" es, probablemente, la mejor comedia española de todos los tiempos. Isbert, Azcona y Berlanga en estado puro. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)





QUERIDÍSIMOS VERDUGOS 


Guión y Dirección - Basilio Martín Patino Fotografía - Acácio de Almeida - Alfredo F. Mayo - Augusto García Balbuena Montaje - Eduardo Biurrun Música - J.S. Bach Con el protagonismo de los tres verdugos: - Antonio López Sierra - Vicente Copete - Bernardo Sánchez Bascuñana De la mano de los tres verdugos -“ejecutores de sentencias”- existentes en la España de los primeros años setenta, se explora una zona particularmente oscura de la Dictadura. Más allá del alegato contra la pena capital, la película indaga en la historia personal de los tres protagonistas y sus maneras de entender el oficio que desempeñan, de los ajusticiados por ellos en el garrote vil y de sus virtudes, de los crímenes que se castigan, de lo que piensan los expertos. Un retrato atroz de la sociedad en que se desenvuelven. Una reflexión implacable sobre el poder..«