O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

viernes, 13 de febrero de 2009

My funny Valentine

Mañana es el día de San Valentín y hoy 13 de febrero fiesta de las Lupercales

Un santo que era un casamentero y como estaba prohibido casar parejas, pues le mataron, le hicieron mártir y la iglesia católica, con su afición al palimpsesto, rescribió (o sea escribió encima literalmente) sobre la fiesta de las lupercales de la antigua Roma donde jóvenes nobles y muchos magistrados iban y venían desnudos y borrachos por la ciudad -por diversión y risa-, azotando a los transeúntes con látigos de cerdas (poniéndoles las manos o el culito rojo, dando ese color de la fiesta que aún se conserva). Y a propósito también se cruzaban con ellos muchas mujeres de rango, que como escolares les presentaban las manos para que les pegaran, creyendo las embarazadas que se les facilitaría el parto, y las estériles que podrían ser fecundada..
El término lupercalia viene de lupus, 'lobo', así que esta fiesta podía estar relacionada con la legendaria loba de la que mamaron Rómulo y Remo. Los luperci (sacerdotes de este credo) sacrificaban animales (dos cabras y un perro) en el Lupercal (la cueva donde la gente decía que habían crecido Rómulo y Remo. La sangre se salpicaba por las calles de Roma, para traer fertilidad a las mujeres y mantener alejados a los lobos de los campos. Las Lupercales eran una fiesta local de la aldea de Roma. Entre el 13 y el 14 de febrero (o sea el día anterior a las Lupercalias) se celebraba la fiesta más general de Iuno Februa (Juno Purificadora, o Casta Juno) (Esta última parte lo explican mejor en la Wikipedia).
Y como la muy santa, católica y apostólica no concibe la unión de un hombre y una mujer que no se para obtener un producto o sea hijos (manos trabajadoras) cualquier forma de goce (lease onanismo, fetichismo, voyeurismo, etc.) lo prohíben y a otra cosa mariposa. ¿Por que será esta manía con las cosas de la cintura para bajo?

En fin crearon esta sociedad que fomenta el hacer el amor y castiga el Amor y como no me gustan los regalos envueltos en papel de celofán y hoy 13 de Febrero, es la fiesta de las Lupercales y es lo que me emociona, os regalo a los enamorados de verdad tres poemas sobre el Amor.
El primero; el más soneto más bello de la lengua española:


AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE


Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;
Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.
Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,
Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.


Don Francisco de Quevedo.


El segundo la voz guerrillera de Chicho Sánchez Ferlosio con palabras de Don Agustín García Calvo uno de los más bellos poemas de Amor.



TÚ, CUYA MANO...


Tú, cuya mano me ha bañado
de un fuego transparente las espaldas,
cuyos ojos en claros naufragios hundieron
algunos principios elementales de mi alma,
tú eres mi patria.

Tú,que no tienes apellido,
que no sé si eres pájaro o alcándara,
pues de todos tus brazos las letras de plomo
cayéndose han ido,
como si fueran nueces vanas,
tú eres mis padres y mi patria.

Tú,que ni te acuerdas dónde
tendiste a orear las nubes blancas,
que de tantos amores que tienes confundes
el nombre de todos los días de la semana,
tú eres mi Dios
y mis padres
y mi patria.

Tú,que tan dulcemente besas
que el cielo boca abajo se volcaba,
y que no se sabía de quién ya la lengua,
de quién la saliva,de puro sabrosa y templada,
tu eres mis leyes
y mi Dios
y mis padres y mi patria.

Tú, que apacientas calaveras
por las praderas de la verde África
y a los rojos leones les echas de pasto
las rosas de leche de aquella luna de Sumatra,
tú eres mi ejército
y mis leyes
y mi Dios
y mis padres
y mi patria.

Eres mi ejército y mis leyes
y mi Dios y mis padres y mi patria,
y el ejército y Dios y las leyes
y todos los padres y patrias
se creen que tú no eres nada:
que no eres nada.

El tercero:


Song

de Allen Ginsberg.

The weight of the world
is love. Under the burden
of solitude, under the burden
of dissatisfaction
the weight, the weight we carry
is love.
Who can deny?
In dreams
it touches
the body, in thought
constructs
a miracle,
in imagination anguishes
till born in human -
looks out of the heart
burning with purity-
for the burden of life is love,
but we carry the weight
wearily,
and so must rest
in the arms of love
at last,
must rest in the arms
of love.
No rest
without love, no sleep
whithout dreams of love -
be mad or chill obsessed with angels
or machines,
the final wish
is love
- cannot be bitter,
cannot deny, cannot withhold
if denied:
the weight is too heavy
- must give for no return
as thought is given
in solitude
in all the excelle
of its excess. The warm bodies
shine together
in the darkness,
the hand moves
to the center
of the flesh,
the skin trembles
in happiness and the soul comes
joyful to the eye -
yes, yes,
that's what
I wanted,
I always wanted,
I always wanted,
to return
to the body
where I was bom.


Canción


El peso del mundo
es amor. Bajo la carga
de la soledad,
bajo la carga
de la insatisfacción
el peso,
el peso que arrastramos
es amor.
¿Quién puede negarlo?
En sueños toca
el cuerpo, en el pensamiento
construye un milagro,
en la imaginación angustias
hasta que nace
en el ser humano —
Observa desde el corazón
ardiente de pureza —
porque la carga de la vida
es amor,
pero acarreamos el peso
fatigosamente,
y hemos por lo tanto de descansar en brazos del amor
finalmente
hemos de descansar en brazos
del amor..
No hay reposo
sin amor, ningún sueño
sin sueñosde amor —
ya sean locos o helados obsesionados de ángeles
o máquinas, el deseo final
es amor
— puede no ser amargo,
puede no negar, puede no retener
de ser negado:
el peso es demasiado grande
— ha de dar a cambio de nada
como es entregado el pensamiento
en la soledad en toda la excelencia
de su exceso. Los cálidos cuerpos
resplandecen juntos en la oscuridad,
la mano se mueve hasta el centro
de la carne, la piel se estremece
de alegría
y el alma acude
gozosa a los ojos —
Sí, sí,
eso es lo que
yo deseaba
lo que siempre deseé, siempre deseé
regresar
al cuerpo
donde nací.

Y un poema sin oz de Chet Baker, el saxofonista que hacia que su saxo hablara y moría en 1988 al caer por la ventana de un hotel en Ámsterdam atiborrado heroína y cocaína.