O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 1 de octubre de 2009

Femme Fatal

Agamenón: No es propio de mujer buscar la lucha
Clitemnestra: También es bueno que el dichoso ceda
Agamenón: ¿Tanto estimas vencer en esta pugna?
Clitemnestra: Aunque eres vencedor, cede a mis ruegos.


“Agamenon”
Esquilo


Pierre Narcisse Guérin - Clitemnestra y Egisto a punto de matar a Agamenón





"Cuando soy buena, soy buena; pero cuando soy mala, soy mucho mejor"
Mae West


Mujeres
Gabriel D'annunzio

Han existido mujeres serenas de ojos claros,
infinitas y silenciosas como esa llanura
que atraviesa un río de agua pura.

Han existido mujeres con visos de oro,
rivales del estío y del fuego, semejantes a
trigales lascivos que no hieren la hoz
con sus dientes pero arden por dentro
con fuego sideral ante el cielo despojado.

Han existido mujeres tan leves
que una sola palabra, una sola,
las convirtió en esclavas. Y existieron otras,
de manos rojizas, que al tocar una frente
suavemente disiparon ideas terribles.

Y otras cuyas manos exangües y elásticas,
con giros lentos aparentaban insinuarse
creando una urdimbre rara y fina
en que las venas simulaban
hilos de vibración ultramarina.

Mujeres pálidas, marchitas, devastadas,
ardidas en el fuego amoroso
hasta lo más profundo de sí mismas,
consumido el rostro ardiente,
con la nariz agitada por el impulso
de inquietas aletas, con los labios abiertos
como yendo hacia las palabras pronunciadas,
con los párpados lívidos
como las corolas de las violetas.

Y todavía han existido otras y,
maravillosamente, yo las he conocido.



Hermosa, de una hermosura dominadora, atrayente y sugestiva, esta mujer ha jugado a la vida como otros hombres juegan al monte o al bacarrat, se ha burlado de todo de todo se ha reído, jamás tomó nada en serio, ni el matrimonio...
“Cantaores andaluces, historias y tragedias”
Guillermo Núñez de Prado

Julio Romero de Torres - Cante "Jondo"

La Parrala
Carlos Cano


Mata Hari
Al Di Meola



Marilyn Moroe en Niágara
Henry Hathaway


Femme Fatale
The Velvet Underground & Nico


Mujer Fatal

Aquí viene, mejor ándate con cuidado
Va a partirte el corazón en dos
Es verdad, no es difícil darse cuenta
Sólo mírale a esos ojos de color falso
Te pondrá por las nubes sólo para echarte por tierra
Vaya payasa

Porque todo el mundo lo sabe... Es una mujer fatal
Las cosas que hace para agradar, es sólo una provocativa
Mira cómo anda, oye cómo habla

Estás en su lista, eres el número 37, mira
Va a sonreír para hacerte fruncir el ceño, qué payasa
Chico, es de la calle
Antes de empezar ya has perdido
Te va a tratar como a un tonto
Sí, es verdad

Porque todo el mundo lo sabe... Es una mujer fatal
Las cosas que hace para agradar, es sólo una provocativa
Mira cómo anda, oye cómo habla
Intentará rebajarte, la tía más dura que hay

Porque todo el mundo lo sabe... Es una mujer fatal
Las cosas que hace para agradar, es sólo una provocativa
Es una mujer fatal.


Que hace una chica como tu en un sitio como este
Burning