O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 3 de octubre de 2009

Claro de Luna


Claro de luna
(Suite Bergamasque)
Debussy







Anoche lucias orgullosa, plena.
Esta noche completarás la rueda.
Luna llena.


Y en el espejo del lago,
rielan
la luna,
las encinas,
y
las estrellas.


(Baile de extraña belleza.
Magia de una noche blanca,
de plata).


Piel pálida
en el lago blanco
y tu pelo
en la Vía Láctea
enredado.


Cornalvo.




Noche de luna llena
Miguel de Unamuno

Noche blanca en que el agua cristalina
duerme queda en su lecho de laguna,
sobre la cual redonda llena luna
que ejército de estrellas encamina.

Vela, y se espeja una redonda encina
en el espejo sin rizada alguna;
noche blanca en que el agua hace de cuna
de la más alta y más honda doctrina.

Es un rasgón del cielo que abrazado
tiene en sus brazos la Naturaleza;
es un rasgón del cielo que ha posado

y en el silencio de la noche reza
la oración del amante resignado
sólo al amor, que es su única riqueza.



Caspar David Friedrich - Two men contemplating the Moon


La Luna
Jaime Sabines

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.




"Quasi una fantasia"
Claro de Luna
(1º mov. Adagio en Do sostenido menor - Sonata nº 14 Op.27/2)
Ludwig van Beethoven






"...este cambio ha sido promovido por una querida y encantadora joven a la que amo y ella me ama. Después de dos años, de nuevo gozo por unos pocos momentos de bienaventuranza y por primera vez siento que el matrimonio puede aportarme felicidad. Por desgracia, no pertenece a mi clase y por el momento no puedo casarme, todavía debo esperar bastente..."
Ludwig van Beethoven

Giulietta Guicciardi


Romance de la luna, luna
(F. G. Lorca)
Carmen París





El farolero y su novia
Rafael Alberti

Bien puedes amarme aquí,
que la luna yo encendí,
tú, por ti, sí, tú, por ti.
—Sí, por mí.
—Bien puedes besarme aquí,
faro, farol farolera,
la más álgida que vi.
—Bueno, sí.
—Bien puedes matarme aquí,
gélida novia lunera
del faro farolerí.
—Ten. ¿Te di?

Hijo de la Luna
Mecano





Objetivo la Luna



Me da miedo de la luna
Miguel Poveda

Luna
Muchachito Bombo Infierno





Cecilio Plá y Gallardo - Luna de Miel
(Inquietante, como poco ¿no?)

Hombre que mira la luna
Mario Benedetti

Es decir la miraba porque ella
se ocultó tras el biombo de nubes
y todo porque muchos amantes de este mundo
le dieron sutilmente el olivo

con su brillo reticente la luna
durante siglos consiguió transformar
el vientre amor en garufa cursilínea
la injusticia terrestre en dolor lapizlázuli

cuando los amantes ricos la miraban
desde sus tedios y sus pabellones
satelizaba de lo lindo y oía
que la luna era un fenómeno cultural

pero si los amantes pobres la contemplaban
desde su ansiedad o desde sus hambrunas
entonces la menguante entornaba los ojos
porque tanta miseria no era para ella

hasta que una noche casualmente de luna
con murciélagos suaves con fantasmas y todo
esos amantes pobres se miraron a dúo
dijeron no va más al carajo selene

se fueron a su cama de sábanas gastadas
con acre olor a sexo deslunado
su camanido de crujiente vaivén

y libres para siempre de la luna lunática
fornicaron al fin como dios manda
o mejor dicho como dios sugiere



Noches de boda
Joaquín Sabina - Chavela Vargas





2 comentarios:

CANTACLARO dijo...

.

Tengo 141 poemas hablándole a la Luna y de esos, 17 son con meción a la Luna Llena. El comentario con el verso "(Baile de extraña belleza. Magia de una noche blanca, de plata)", me alertó e hizo mirar bien en este post y, me hace pensar en lo tonto de mi insistente monotema pero que me "llena y excita cada vez más". Mi poesía es sin ínfulas y es un honor que algunos muy pocos vengan a leerla. Debido a este comentario se me ocurrió agregar una etiqueta "Sobre la Luna Llena".

Gracias por este post, los que vengan a mirar, leer y escuchar disfrutarán tanto como lo hago yo.

Fuerte abrazo,

Ana Lucía

.

Max Lucero dijo...

Muchos somos los "alunados" devotos de Selene que desde la destrucción de la cueva del monte Lamos para sus citas saludamos a la diosa de las "noches de plata" en su búsqueda de un nuevo lugar donde pueda encontrase con su amante Endimión "el dormilón". Y ella siempre lo premia. Es muy agradecida.
Ahora, aquí, son las 13,30 del mediodia y luce como si fuera medianoche en un cielo añil. Es la misma que tú verás brillando en medio de un azul profundo si estás desvelada. La saludo y le pido te "guiñe un ojo".

De alunado a alunado.

Max