O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Sed

Bartolomeo Ammanati - La Fontana

Water Of Love
Dire Straits







Agua de Amor

En lo alto y sediento, en un largo y caluroso día,
perdido y solitario en todo sentido,
rodeado de apartamentos y con el cielo sobre mi cabeza,
necesito un poco de agua para el amor.

Ya hace tiempo que estoy solo y mi corazón está dolorido,
clamando por una lluvia que me tranquilice,
yo creo que ya he tenido suficiente,
necesito un poco de agua para el amor.

Agua para el amor, profundo bajo el suelo
aquí no hay agua para buscar,
algún día cariño, cuando el río corra
voy a traer un poco de esa agua para mí.

Hay un pájaro posado muy alto sobre un árbol,
esperando por mi muerte,
si no consigo un poco de agua pronto
estaré muerto y desaparecido en la tarde.

Agua para el amor, profundo bajo el suelo
aquí no hay agua para buscar,
algún día cariño, cuando el río corra
voy a traer un poco de esa agua para mí.

Una vez yo tuve una mujer, que la consideraba como mía,
una vez yo tuve una mujer, y esa mujer ahora se ha ido
una vez hubo un río y ahora hay solo piedras,
tú sabes lo malo que esto cuando vives solo.

Agua para el amor, profundo bajo el suelo
aquí no hay agua para buscar,
algún día cariño, cuando el río corra
voy a traer un poco de esa agua para mí.




Sed de Ti
Pablo Neruda

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas……

Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla.
Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.
Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo.
Cómo si hasta mis huesos tienen sed de tus huesos.
Sed de ti, guirnalda atroz y dulce.
Sed de ti que en las noches me muerde como un perro.
Los ojos tienen sed, para qué están tus ojos.

La boca tiene sed, para qué están tus besos.
El alma está incendiada de estas brasas que te aman.
El cuerpo incendio vivo que ha de quemar tu cuerpo.
De sed. Sed infinita. Sed que busca tu sed.
Y en ella se aniquila como el agua en el fuego.







Ayer, con tus manos, me diste de beber agua en el Generalife.
¿Se puede ser más feliz?