O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Triste destino


"El matrimonio es la principal causa de divorcio".
Groucho Marx


Edward Hopper - Room in New York



"Un crimen perfecto es exactamente lo mismo que un matrimonio perfecto:
todo depende de que no te atrapen".
Alfred Hitchcock

Sobre el matrimonio
Khalil Gibran

Entonces, Almitra habló otra vez:

¿Qué nos diréis sobre el Matrimonio, maestro?

Y ésta fue su respuesta:
Nacisteis juntos y juntos permaneceréis para siempre.
Estaréis juntos cuando las blancas alas de la muerte esparzan vuestros días.
Y también en la memoria silenciosa de Dios estaréis juntos.
Pero dejad que crezcan espacios en vuestra cercanía.
Y dejad que los vientos del cielo libren sus danzas entre vosotros.
Amaos con devoción, pero no hagáis del amor una atadura.
Haced del amor un mar móvil entre las orillas de vuestras almas.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una misma copa.
Compartid vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Las cuerdas de un laúd están separadas aunque vibren con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero se adueñe de él.
Porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.
Y permaneced juntos, pero no demasiado juntos.
Porque los pilares sostienen el templo, pero están separadas.
Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.




Entre dos taxis
Les Cowboys Fringants

Se besaron tarde en la noche
sobre el asiento de un taxi.
Fuera, una farola volvió a encenderse.
Hicieron voto de eternidad.
Sobre el techo del coche, el neón luminoso
parecía lucir sólo para ellos dos.
Como una pequeña aureola en la oscuridad
el taxi corría hacia la gloria.

“¡Qué triste es
el destino de los enamorados!”
pensaba el viejo conductor distraído
porque siempre empezamos a despedirnos
desde nuestro primer beso.

Juntos, ocuparon un piso
donde vivieron a merced del tiempo
Una vida con gafas rosas
exenta de días sombríos
pero el peso de lo cotidiano,
ese astuto diablillo,
viene a instalarse una buena mañana:
los corazones que fueron tan alegres ayer
vuelven a posar sus pies en la tierra

“¡Oh, qué triste es
el destino de los enamorados!”
nos decimos al cabo de algunos años
porque siempre empezamos a despedirnos
desde nuestro primer beso.

Los amantes de ayer se volvieron amigos
ya no hay calor en el hogar
Los sueños que antaño tenían a dúo
se duermen ahora espalda contra espalda
Por la ventana,
ella mira cómo aquél que la quiso
la deja por la eternidad
llevando con él un gran trozo de su vida
en un taxi anónimo

“¡Oh, qué triste es
el destino de los enamorados!”
nos decimos cuando todo se acabó
porque siempre empezamos a despedirnos
desde nuestro primer beso.


"Me preguntas si debes o no casarte; pues, de cualquier cosa que hagas te arrepentirás".
Sófocles

2 comentarios:

CANTACLARO dijo...

Me encanta Kalil Gibran. Totalmente universal y atemporal su pensamiento. No importa si se expresa de una aguja que si lo hace de los hijos, o del matromonio, etc.

También la canción... especialmente:

"Los amantes de ayer se volvieron amigos
ya no hay calor en el hogar
Los sueños que antaño tenían a dúo
se duermen ahora espalda contra espalda..."

Y el remate sobre el arrepentimiento... diré como tú, en otro lado..."A ése, lo odio". Hay que poner pecho al hoy, lo otro... ¡al carajo!

Gracias.

Canta, no muy claro...

.

Max Lucero dijo...

C'est la vie, mon cher ami.

Besos.
Max