O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 16 de marzo de 2009

Brown eyed girl

Chica de ojos marrones

Oye, adónde se nos han ido
los días en que la lluvia
caía sobre los charcos
jugando un nuevo juego?.
Riendo y corriendo,
brincando y saltando,
en la borrosa niebla de la mañana,
con nuestros corazones palpitando con fuerza y tú…
mi chica de ojos marrones,
tú… mi chica de ojos marrones.

Independientemente de lo que haya sucedido el martes,
lentamente bajamos hacia la vieja mina
con una radio a transistor,
parados bajo la luz del sol riendo,
ocultos tras una la cortina del arco iris,
resbalándonos y deslizándonos,
a través de la catarata,
contigo… mi chica de ojos marrones
tú… mi chica de ojos marrones.

Recuerdas cuando solíamos cantar…
sha la la la la la la la la la la dee dah…
así…
sha la la la la la la la la la la dee dah
la dee dah.

Ha sido duro encontrar mi camino,
ahora que estoy por mi cuenta,
te ví el otro día,
dios!… como has crecido,
echo mi memoria hacia atrás, señor,
y a veces me quedo pensando…
haciendo el amor sobre las verdes hierbas
detrás del estadio
contigo, mi chica de ojos marrones
tú, mi chica de ojos marrones.

Recuerdas cuando solíamos cantar…
sha la la la la la la la la la la dee dah…
tendidos sobre las hierbas…
sha la la la la la la la la la la dee dah