O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 22 de marzo de 2009

Ain't no cure for love

Egon Schiele - El abrazo



NO HAY CURA PARA EL AMOR

Te amé durante mucho mucho tiempo.
Yo sé que este amor es real.
No importa como devino tan mal.
Eso no cambia la forma en que siento.
Y no puedo creer que el tiempo
vaya a curar esta herida de la que hablo.
No hay cura, no hay cura, no hay cura para el amor.

Me duelo de tí, chiquilla.
No puedo fingir que no es verdad.
Necesito verte desnuda
de cuerpo y de pensamiento.
Te tengo como un hábito
y nunca conseguiré suficiente.
No hay cura, no hay cura, no hay cura para el amor.

No hay cura para el amor.
No hay cura para el amor.
Todas las naves espaciales trepando por el firmamento,
los libros santos están completamente abiertos,
los doctores trabajando noche y día
pero ellos nunca jamás encontrarán esa cura para el amor.
No hay ninguna bebida, ninguna droga.
No hay nada lo suficientemente puro para ser una cura para el amor.

Te veo en el metro
y te veo en el autobús.
Te veo yaciendo tumbada conmigo.
Te veo despertándote.
Veo tus manos,
veo tu pelo, tus pulseras y tu cepillo.
Y te llamo, te llamo
pero no te llamo lo suficientemente suave.
No hay cura, no hay cura, no hay cura para el amor.

Entré andando en esta iglesia vacía.
No tenía otro lugar donde ir.
Cuando la voz más dulce que nunca haya oído
le susurró a mi alma
no necesito ser perdonado
por amarte tantísimo.
Está escrito en la Escrituras.
Está escrito allí con sangre.
He oído incluso que los ángeles
lo declaraban desde arriba.
No hay cura, no hay cura, no hay cura para el amor.
No hay cura para el amor.
No hay cura para el amor.

Todas las naves espaciales trepando por el firmamento,
los libros santos están completamente abiertos,
los doctores trabajando noche y día
pero ellos nunca jamás encontrarán esa cura para el amor.
No hay ninguna bebida, ninguna droga.
No hay nada lo suficientemente puro para ser una cura para el amor.