O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 8 de marzo de 2009

The Doors - Concierto Holllywood Bowl (5 de julio 1968)

El mundo estaba cambiando en 1968 en San Francisco, París, etc. El mío también: los 16 años trajeron el primer desengaño sentimental y un sentido romántico-trágico de la vida en un adolescente. Duró exactamente 15 días y una sonrisa en la Glorieta de Bilbao, la psicodelia sustituyó a Adamo.