O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 5 de marzo de 2009

O mio babbino caro

¿Porque se dice habitualmente bambino (muchacho) si es babbino (papaito, abuelito)?







Oh, mi papaíto querido,
me gusta, ¡es tan apuesto!
Quiero ir a la Porta Rossa
a comprar el anillo.
¡Sí, sí, quiero ir!
Y si le amase en vano
iría al Ponte Vecchio...
¡pero a tirarme al Arno! *
¡Me consumo y me atormento!
¡Oh, Dios, quisiera morir!
¡Papá, piedad, piedad!
¡Papá, piedad, piedad!


* El río de Florencia. Sobre él, en el Ponte Vecchio, se encontraban (y aún existen) varios talleres de joyería.

2 comentarios:

rrngalaecia dijo...

He estado allí este verano . todo era añil de Miguel Ángel , infinito como el azul de los poetas modernistas y todo era rosa como el coral de las joyas. También me morí de belleza.

Max Lucero dijo...

Si un día me pierdo, buscadme en Firenze.

Max.