O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

miércoles, 2 de marzo de 2011

De caminos y Roma



¿Recuerdas aquel cuello, haces memoria
del privilegio aquel, de aquel aquello
que era, almenadamente blanco y bello,
una almena de nata giratoria?

Recuerdo y no recuerdo aquella historia
de marfil expirado en un cabello,
donde aprendió a ceñir el cisne cuello
y a vocear la nieve transitoria.

Recuerdo y no recuerdo aquel cogollo
de estrangulable hielo femenino
como una lacteada y breve vía.

Y recuerdo aquel beso sin apoyo
que quedó entre mi boca y el camino
de aquel cuello, aquel beso y aquel día.

Miguel Hernández

The Long And Winding Road
The Beatles


La larga y serpenteante carretera


La larga y serpenteante carretera
que lleva hasta tu puerta
nunca desaparecerá
he visto esa carretera antes
siempre me ha llevado hasta aquí
me ha llevado hasta tu puerta.


La noche salvaje y ventosa
que la lluvia ha limpiado
ha dejado un charco de lágrimas
llorando por el día.
¿por qué dejarme aquí plantado?
enséñame el camino.


Muchas veces me he sentido solo
y muchas veces he llorado,
de cualquier modo, nunca sabrás
de cuantas maneras lo he intentado.


Y aún me conducen de vuelta
a la larga, serpenteante carretera
tú me dejaste plantado aquí
hace mucho, mucho tiempo
no me dejes aquí esperando
llévame hasta tu puerta.


Pero aún me conducen de vuelta
a la larga, serpenteante carretera
tú me dejaste plantado aquí
hace mucho, mucho tiempo (oooh)
no me dejes aquí esperando (no me dejes esperando)
llévame hasta tu puerta. (sí, sí, sí, sí)