O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 4 de mayo de 2009

Si las cosas no fueran

Si pudieran curarse
ciertos humanos
del vicio de adueñarse
de sus paisanos...

Ayer, cuando te vi paseando con tu marido, la frase de Proudhon: la propiedad es un robo, nunca tuvo más sentido.

James Tissot - The Political Lady




Si las cosas no fueran

Si las cosas no fueran
tan enojosas,
si quedara más tiempo
para otras cosas
que no fueran andarse
desesperando
y abominar del mundo
de cuando a cuando:
¡a tu vera, hermana mía,
cuántos ratos pasaría!

Si no exisiteran tantos
inconvenientes
y los recelos fueran
menos frecuentes,
si los que nos rodean
lo comprendieran
y en el fondo del alma
no se ofendieran:
¡a tu cuerpo y a tu cara
con qué gusto me arrimara!

Si pudieran curarse
ciertos humanos
del vicio de adueñarse
de sus paisanos,
si pudiera decirse
lo que se siente
en vez de andar hablando
veladamente:
¡en tus piernas y en tu pecho
qué pronto buscaba lecho!

Los que cosas tan simples
no las conciben
poco asimilan
de este mundo en que viven
año tras año
aún sabiendo en el fondo
que es un engaño:
¡por eso en vez de mirarte
miro siempre hacia otra parte!