O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Tirano Banderas


"La obra maestra del Demonio ha sido hacer
creer a los hombres que él no existe"
Antonin-Dalmace Sertillanges




Agostino Arrivabene - Il rinoceronte e il monolite celeste


A los nuevos libertadores, fantoches decimonónicos que en estos tristes tiempos de inalámbricos y televisión, siguen pavoneandose, derrochando demagogia, chiste fácil y más huevos que nadie. Machitos que como gallos en corral cacarean exultantes en sus castillos de acero y neón. Augurándoles que sus cantos de sirena serán barridos, más pronto que tarde, por la lluvia que sin duda vendrá.

"No me liberen, yo me basto para eso"
Grafitti en los muros de la
Universidad de Nanterre
Mayo'68


ELEGIDO POR ACLAMACIÓN
Ángel González

Sí,  fue un malentendido.

Gritaron: ¡a las urnas!
y él entendió: ¡a las armas! -dijo luego.
Era pundonoroso y mató mucho.
Con pistolas, con rifles, con decretos.
Cuando envainó la espada dijo, dice:
La democracia es lo perfecto.
El público aplaudió. Sólo callaron,
impasibles, los muertos.
El deseo popular será cumplido.
A partir de esta hora soy -silencio-
el Jefe, si queréis. Los disconformes
que levanten el dedo.
Inmóvil mayoría de cadáveres
le dio el mando total del cementerio.

A cántaros
Pablo Guerrero



..."Y cuando vió los gobelinos tiritantes de la brisa marina, los entierros de las altas alcurnias empujados por percherones adornados con plumas de pavoreales azules y los niños arropados con papel periodico en la puerta de la catedral del pueblo dijo: !carajo que gente tan rara!, !parecen poetas!; a lo que alguien le repondio: pero no son poetas mi general, son los godos del pueblo,  los que mandan, los que tienen el poder, los que nos vendieron la idea de que la guerra es por libertad"......

Gabriel García Marquez
El otoño del Patriarca


Alberto Durero - Rhinoceron

Del Valle Inclan Ramon - Tirano Banderas api_user_11797_Madame