O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

jueves, 30 de abril de 2009

Southern Man

Esta niña que es escoltada a su colegio por cuatro “Marshals” y cruza delante de un grafitti en el que aún podemos leer: “Nígger”; al lado los rastros de un tomate que alguien ha lanzado con el odio que solo la estupidez puede alimentar y como último recurso de pulverizar con sangre y violencia el derecho fundamental que cada niño tiene a recibir educación. Digo, esta niña, podría ser al esposa del presidente de los Estados Unidos de América. Espero que no olvide.

Norman Rockwell - The problem we all live with




Southern Man

Sureño,
no pierdas la cabeza
no olvides lo que dice el buen libro
Vendrá al final
un cambio para el sur.
Ahora tus cruces
arden rápido
Sureño

Vi el algodón
y vi a negros
Grandes mansiones blancas
y pequeñas chabolas
Sureño
¿cuándo pagarán por ello?
Escuché gritos y látigos chasqueando
¿Por cuánto tiempo?

Lily Belle,
tu pelo es castaño dorado,
He visto a tu negro
acercándose por aquí
Juro por Dios
que voy a tumbarle
escuché gritos
y restallar de látigos
¿Por cuánto tiempo?
¿Por cuánto tiempo?