O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

lunes, 20 de abril de 2009

Maria

Janto Garrucho




María

Se mueve como
si no le importase.
Suave como la seda.
Fría como el aire.

Te da ganas de llorar.
Ella no sabe tu nombre y tu
corazón late como un tren.
Te hace desear morir.

¿No deseas tenerla?
¿Quieres hacerla tuya?

María...
Tienes que verla.
Estás loco
y perdiste la cabeza.
Latina...
Ave María...

Un millón de candelabros.
Esto ya lo he visto.
En mis mejores amigos
y el niño de al lado.

Tonto de amor
y lleno de fuego.
No vendrá de la lluvia.
Ella es como océanos
que van por el drenaje.
Azul como el hielo
y el deseo.

¿No deseas tenerla?
¿No quieres llevarla a su casa?

María...
Tienes que verla.
Estás loco
y perdiste la cabeza.
Latina
Ave María.
Un millón de candelabros.

¿No quieres doblegarla?
¿No quieres llevarla a su casa?

Ella se mueve como
si no le importase.
Caminando en aire importado.
Te hace desear morir.

María...
Tienes que verla.
Estás loco
y perdiste la cabeza.
Latina.
Ave María.
Un millón de candelabros.

María...
Tienes que verla.
Estás loco y
perdiste la cabeza.

Regina...