O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

domingo, 12 de abril de 2009

The Fool On The Hill

Leonardo Alenza - Sátira del suicidio romántico




El tonto de la colina

Día tras día, solo en una colina
el hombre de estúpida sonrisa permanece absolutamente inmóvil,
pero nadie quiere conocerlo,
creen que es solamente un tonto.
Y él nunca responde,
pero el tonto de la colina observa cómo se oculta el sol
y los ojos en su cabeza observan al mundo girar.

Bastante avanzada su cabeza en las nubes,
el hombre de las mil voces habla perfectamente alto,
pero nadie nunca lo escucha a él
o al sonido que parece hacer,
y él nunca parece darse cuenta.
Pero el tonto de la colina observa cómo se oculta el sol
y los ojos en su cabeza observan al mundo girar.

Y a nadie parece gustarle,
pueden adivinar lo que va a hacer,
y él nunca muestra sus sentimientos.
Pero el tonto de la colina observa cómo se oculta el sol
y los ojos en su cabeza observan al mundo girar.

Girar, girar, girar, girar...
Él nunca los escucha
sabe que los tontos son ellos,
y a ellos no les gusta,
pero el loco de la colina observa cómo se oculta el sol
y los ojos en su cabeza observan al mundo girar.