O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 6 de junio de 2009

Muiñeira de Chantada

No quiero que hoy -por lo que he escrito anteriormente- "las malas gentes", como las llamaba Don Antonio Machado, me arrebaten la esperanza y me amarguen el día; que las "buenas gentes" sin fronteras, sin razas, con todos los colores y lenguas bailemos juntos.

Tal vez peque de iluso pero..., es lo que hay.

Como dijo Carlos Nuñez de este concierto:
Nos cogimos de la mano, como los Druidas de Bretaña y, le pedimos a Dios o a los Dioses que esa danza de la felicidad en la que estábamos inmersos no terminase nunca en aquella fiesta final, todos soplamos juntos por la pipa de la paz, de las Culturas y del Amor.



Gallegos bailando música de la Bretaña.
Británicos bailando muiñeriras galegas.

Y Hugo Chávez, el de la incontenible verborrea populista, haciendo y diciendo estupideces. ¡Joder! Como está el mundo...
Lo dicho, cuando oigan hablar de patrias, comiencen a cavar sepulturas.

Las fronteras son mi prisión
(Leonard Cohen)