O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

martes, 16 de junio de 2009

Ó gente da minha terra

Verano en Lisboa. La Torre de Belém al fondo y la sensibilidad a flor de piel. Oh Dios ¡Como amo a esa ciudad!



Oh gente de mi tierra
(Amália Rodrigues - Tiago Machado)

Este fado es mío y vuestro
destino que nos ata
por más que sea negado
a las cuerdas de una guitarra.

Siempre que se oye un gemido
de una guitarra cantar
se queda uno perdido
con ganas de llorar.

Oh gente de mi tierra
ahora entendí
que esta tristeza que tengo
de vosotros la recibí.

Y parecería ternura
si me dejase mecer
era mayor la amargura
menos triste mi cantar.

Oh gente de mi tierra

Oh gente de mi tierra
ahora entendí
que esta tristeza que tengo
de vosotros la recibí.