O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

sábado, 29 de agosto de 2009

Born to be wild

El viento en la isla
Pablo Neruda

El viento es un caballo:
óyelo cómo corre
por el mar, por el cielo.

Quiere llevarme: escucha
cómo recorre el mundo
para llevarme lejos.

Escóndeme en tus brazos
por esta noche sola,
mientras la lluvia rompe
contra el mar y la tierra
su boca innumerable.

Escucha como el viento
me llama galopando
para llevarme lejos.

Con tu frente en mi frente,
con tu boca en mi boca,
atados nuestros cuerpos
al amor que nos quema,
deja que el viento pase
sin que pueda llevarme.

Deja que el viento corra
coronado de espuma,
que me llame y me busque
galopando en la sombra,
mientras yo, sumergido
bajo tus grandes ojos,
por esta noche sola
descansaré, amor mío.

Nacido para ser salvaje

Mantén tu motor en marcha
parte por la autopista
buscando aventuras
y cualquier cosa que se cruce en tu camino
Sí, cariño, ve a hacerlo posible
toma el mundo en un amoroso abrazo
dispara todas tus armas a la vez
y explota en el espacio

Me gusta el humo y los rayos
y el trueno de metal pesado
corriendo con el viento
y sintiendo que estoy debajo
Sí, cariño, ve a hacerlo posible
toma el mundo en un amoroso abrazo
dispara todas tus armas a la vez
y explota en el espacio

Como un hijo de la naturaleza
hemos nacido, nacido para ser salvajes
podemos escalar tan alto
no quiero morir nunca

Nacido para ser salvaje
nacido para ser salvaje