O "el nido del cuco", si te gusta más.

No son las 1000 mejores canciones de la historia, ni los 500 mejores poemas, ni los 100 mejores libros, ni tan siquiera las 10 mejores películas, ni los mejores sabores, olores o sensaciones. Son lo que se me ha pegado y sigue pegándose en la piel a lo largo de las décadas que he tenido la suerte de presenciar. Algo que a modo de Jukebox virtual, en el que pueda tener a mano la música, pinturas, fotográfias, etc. que se encuentran desparramadas a lo largo del camino.
Lo que silbo al caminar.
No es nostalgia y por supuesto que, cualquier tiempo pasado tan solo fue, anterior.
Escríbeme un comentario si en algo coincidimos.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Las muchachas con los ojos vendados


Die Mädchen mit den verbundenen Augen

video


Las muchachas con los ojos vendados
(quitaos las vendas de oro),
las muchachas de los ojos vendados
buscan su destino.

A mediodía han abierto
(dejad las vendas de oro),
a mediodía han abierto
el palacio del prado
Han saludado la vida
(romped las vendas de oro),
han saludado la vida
y no han encontrado la salida.

2 comentarios:

CANTACLARO dijo...

.

Max, todo es relativo. Creo que lo más difícil de manejar es la etiqueta del género. Pues en esa travesía queda en el olvido la importancia deL SER. Vivir a plenitud, conocer dentro de si la mesura o la desmesura, poder elegir libremente uno u otro lado de la senda.

Dirás, a ésta se le ha safado un cable... y van a ver... y,

¡Es cierto!

Con mi afecto,

Ana Lucía

.

Max Lucero dijo...

El genero para mi es lo de menos, lo importante es la Libertad y lamentablemente no es relativo que a muchas mujeres les "vendan" los ojos, aunque sea con vendas de oro y eso no lo eligen.

Besos.

Max